viernes, 17 de junio de 2011

Reflexión urgente sobre la decisión de Felipe y Marcela

En relación a la sorpresiva decisión de Marcela y Felipe de hacerse el adn y cotejarlo contra todo el Banco de Datos, creo que la interpretación de semejante noticia tiene varias posibilidades. Particularmente me inclino por pensar en una conjunción de factores desencadenantes. La propia opinión personal de Marcela y Felipe. Que los asesores legales del grupo hayan especulado en lo infructuoso extender el tiempo sin garantías de que la corte suprema falle a favor. Un tiempo, vale decirlo, que les dejó de jugar a favor de acuerdo a los últimos acontecimientos. ¿Se imaginan los meses de espera a una definición de la corte suprema con los noteros de TN acorralados por reclamos permanentes en vivo? o ¿sus páginas webs perforadas por miles y miles de mensajes en una bola de nieve que nadie puede calcular a priori en donde puede terminar?.
Es insoslayable también repasar el futuro panorama electoral que parece sepultar toda posibilidad de especulación del grupo sobre un cambio de gobierno. Habrá habido una llamada con pedido de tregua incluido desde Tacuarí al 1400? Se verá.
Quizá los abogados defensores hayan aconsejado esta salida pensando en una posible estrategia legal futura que amortigüe la responsabilidad de Ernestina de Noble en el proceso de apropiación. Lo mas probable es que la verdad se encuentre en un espacio que no es incompatible aunque lo aparente: Que el grupo, ante el carácter de los acontecimientos, haya cedido y que simultáneamente esté viendo nuevas estrategias legales desde las cuales resistir un posible encarcelamiento de Ernestina.