lunes, 6 de junio de 2011

Día del Periodista

Dia del Periodista: Un día para reflexionar.
No es “objetividad” lo que tenemos para ofrecer los periodistas. La objetividad no existe desde el momento que el periodista observa desde sus propias competencias culturales, sociales e ideológicas. Es una falacia liberal, una zoncera dirían Jauretche o Aníbal Fernández.
La búsqueda de la verdad y no su ocultamiento, conlleva otros atributos que si son ineludibles: rigurosidad, profundidad, esfuerzo investigativo y responsabilidad.
En este momento de verdades que salen a la superficie cualquiera que practica esta actividad tiene que estar inmensamente feliz.
Pero hoy también puede ser un buen día para recordarles a aquellos que han degradado este oficio para hacerlo servil a las corporaciones que alguna vez en la Argentina hubo “60 minutos” con audiencias multitudinarias conducidos por un ser llamado José Gómez Fuentes. En su momento, él también creyó que el poder omnímodo con el que contaba desde su parafernalia tecnológico - comunicacional no terminaría nunca.
Mientras desde los medios masivos se convalidaba el exterminio previo a la destrucción económica de nuestro país, mimetizado para no ser descubierto por los agentes de la muerte, Rodolfo Walsh metía en un buzón de la ciudad, su “Carta abierta a la junta militar”.
El tiempo, vale recordarlo hoy mas que nunca, puso todo en su lugar. El mencionado José Gómez Fuentes al olvido y al repudio, Esa carta tipeada en una máquina casera y distribuida artesanalmente se convirtió en una de las piezas informativas y literarias mas asombrosas de la historia del periodismo.
Cambia todo cambia dice el estribillo de una hermosa canción de Julio Numhauser a la que la Negra Sosa le puso su voz y sus entrañas. Ustedes, los parodistas de este digno oficio que hoy gozan de pantalla y papel impunes, deberían escucharla de vez en cuando.